Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Fotos Obispos Celam

3ª Conferencia de prensa de la XXXVI Asamblea General Ordinaria del Celam

San Salvador 11 de mayo de 2017.

La Conferencia fue presidida por Sr. Cardenal Rubén Salazar, Arzobispo de Bogotá; Cardenal Sérgio Da Rocha, Arzobispo de Brasilia; Monseñor Juan Espinoza Jiménez, Secretario General del Celam; y Monseñor Diego Rafael Padrón, Arzobispo de la Ciudad de Cumaná, Venezuela.

Monseñor Rubén Salazar leyó el mensaje de la XXXVI Asamblea General Ordinaria dirigido a los Obispos, presbíteros y pueblo en general. El mensaje hace referencia a las conmemoraciones que hacen de este encuentro una experiencia gratificante: los 300 años del encuentro de la imagen de Nossa Senhora da Aparecida, Brasil; los 175 años de la creación de la Diócesis de El Salvador, los 100 años del Natalicio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, los 75 años del SEDAC y 25 años de la 4ª Conferencia de Aparecida, 20 años del Sínodo de América.

EL mensaje resalta la invitación del Papa Francisco “ante todo a aprender y a mirar al pueblo de Dios a escucharlo y a conocerlo, dándole su importancia y su lugar”; además, “nos invita a no tener miedo del fango de la historia con tal de rescatar y renovar la esperanza”.

En el mensaje sobresale dos actitudes para ser cultivadas “coraje” para anunciar el evangelio y “aguante” para sobre llevar las dificultades y sin sabores que provoca la predicación”.

En esta misma Conferencia, Monseñor Juan Espinoza dio lectura al comunicado de Venezuela en la que la Asamblea expresa su cercanía, solidaridad y apoyo al pueblo venezolano. Manifiestan también que “Nos preocupan y duelen las muertes, la violencia, la carencia de lo más fundamental, la división, la violación de los derechos humanos”.

Indican que “con el Papa Francisco, quien les ha asegurado que lleva en su corazón los graves problemas que aquejan a Venezuela” la Asamblea hace un llamado para que se concreten urgentemente soluciones a la actual crisis, por las vías constitucionales y salvaguardando los valores democráticos.

Por último “convocan a las comunidades diocesanas de América Latina y el Caribe a poner en marcha iniciativas de caridad con los hermanos venezolanos y a pensar en maneras de hacerlas efectivas, a pesar de los obstáculos que puedan presentarse”.