Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Fotos Obispos Celam

¿Por qué Cartagena de Indias está en la agenda del papa Francisco?

 

Cartagena.jpg

 La ciudad de Cartagena es históricamente el puerto de entrada de la cultura española al nuevo mundo

Fotografía CELAM

La ciudad de Cartagena es históricamente el puerto de entrada de la cultura española al nuevo mundo. Por aquí llegaron millones de hombres y mujeres en búsqueda de oro y riquezas.

Cartagena fue también el escenario de la llegada de miles de negros africanos secuestrados en su tierra y obligados a la esclavitud en el nuevo mundo. Tratados como si fueran menos que los animales, eran abusados, explotados y violentados.

Olvidados por el mundo, llegaban a esta nueva tierra a servir a un amo deshumanizado por sus ínfulas de grandeza.

Por su importancia estratégica en el Mar caribe, Cartagena era el centro de llegada del comercio de esclavos hacia el nuevo mundo.

Fue en estas duras épocas, en que aún se discutía si los negros tenían alma, cuando emergió la figura espléndida del sacerdote Jesuita, Pedro Claver.

Este religioso, nacido en España, dedicó su vida al cuidado y protección de los negros. Los buscaba en los barcos que llegaban al puerto y creó un sistema de aviso a través del cual conocía de antemano la llegada de los cargamentos de negros y su procedencia, para recibirlos con traductores con los que pudiera entablar diálogo.

Al entrar a los barcos encontraba a los viajeros apilados como carga. Muchos de ellos morían en el tránsito entre África y América y los que sobrevivían estaban aterrorizados, hambrientos y enfermos.

Pedro Claver se declaró entonces “esclavo de los negros por siempre”.  Los alimentaba, compraba a los más enfermos para darles libertad y sus continuos pedidos de clemencia a los comerciantes, lo volvieron una “piedra en el zapato” de este negocio inhumano.

Ayudaba a los negros en épocas de enfermedad, los auxiliaba si eran condenados a la muerte, los defendía de sus amos y se daba a ellos sin medir consecuencias.

Su lucha interminable y su entrega a la causa negra las llevó hasta la muerte en 1654 cuando agobiado por la enfermedad y el abandono dejó de existir.

Fue beatificado en 1850 y proclamado santo en 1888. Declarado patrono de las misiones entre los negros en 1896 y defensor de los derechos humanos.

Justamente por ese ejemplo de vida de San Pedro Claver, el papa Francisco quiso venir a Cartagena, tierra de la defensa de los derechos humanos para hablar a los colombianos de este tema.

La historia de la esclavitud parece un hecho del pasado, pero el Papa Francisco ha insistido en las nuevas esclavitudes y el poder del “señor dinero” y, por tanto, se refiere también a los que manejan el “sistema del Señor dinero” y a las nuevas periferias. En todo esto también a las nuevas esclavitudes, lo que hace que la labor de la justicia de San Pedro Claver, “que no fue de asistencialismo”, sino del establecimiento del derecho y la justicia con equidad está por encima de toda obra. “Desde esta ciudad sede de los derechos humanos, pido que cese toda violencia política”, concluyo el Papa.